Ruta del Vino de Rueda (III)

www.turismoviajes.es Propuestas

Tres días por la Ruta del Vino de Rueda (III)

Texto y fotos originales de turismoviajes.es (Mari Carmen Rodríguez y Mario Cruz Leo)

Día 3.- Vendimia y visita a Bodega 4 Rayas; Olmedo; Bodegas, viñedos y Monasterio de La Mejorada.

Bodega Cuatro Rayas. La Seca. Valladolid

Habíamos quedado en la Bodega 4 Rayas a las 10:30 h. para una actividad de vendimia y después de nuestra llegada, llegamos los últimos porque nos perdimos un poco, se nos entregaron unos chalecos amarillos y un sombrero para el sol que ya caía con fuerza. Nos fuimos hacia la zona de vendimia y una vez allí nos pusimos el chaleco, que es para que se vea que no somos los vendimiadores sino visitantes haciendo una actividad, vendimiando poco pero haciéndonos muchas fotos de recuerdo.

Es una actividad muy interesante sobre todo de cara a las familias ya que los niños disfrutan muchísimo haciendo lo que hacen los mayores y que normalmente no les dejan hacerlo. Niño eso no se hace, eso no se dice, eso no se toca que diría Serrat. Pues aquí si se puede tocar, coger las uvas y comérselas, corretear y fardar de recoger el racimo más grande.

Terminada la actividad nos dirigimos a la bodega que cuenta con 83 años de historia. Fue en 1.935 cuando se fundó y se estableció como cooperativa Agrícola Castellana, después pasó a su denominación de 4 Rayas que se debe a que las uvas utilizadas pertenecen a cuatro municipios, cuatro rayas diferentes.

Actualmente en estas bodegas se embotella aproximadamente un 20% del vino D.O.Rueda, unos 15 millones de botellas, principalmente de la variedad verdejo.

Con tanto volumen es de entender que los vinos son variados y para ello cuentan con tres generaciones de enólogos: Ángel Calleja con más de 40 vendimias a cuestas, Elena M. Oyagüe con 20 años en la bodega y Roberto L. Tello que lleva 5 años.

La variedad de vinos incluye verdejos, sauvignons y tempranillos. Con respecto a su crianza tenemos vinos jóvenes, crianzas en barrica, crianzas sobre lías, soleras, frizantes de baja gradación y vinos fermentados en barricas. Además tienen un vermouth denominado “61” en homenaje a la primera marca de vino que embotelló esta bodega en la década de ,los cincuenta del siglo pasado, nombre que comparte con su vino de más solera, el “61” Dorado.

Visitamos la bodega donde conviven unas modernas instalaciones ubicadas en dos bodegas en plena cuna del Verdejo, en la localidad de La Seca, con antiguos contenedores de vino. La bodega ha sido certificada con las normas de calidad BRC (British Retail Consulting) e IFS (International Food Standard), imprescindibles para comercializar en los mercados europeos.

Después de la visita, una cata de varios vinos y del vermú y nos dirigimos a Olmedo.

Olmedo

Debe su nombre Olmedo a los muchos olmos que en la zona había, desaparecidos la mayoría recientemente debido a la grafiosis.

A pesar de su nombre, Olmedo se encuentra entre pinares y cuenta con un gran patrimonio cultural.

Lo primero que vemos al llegar son sus murallas y las puertas de entrada a la ciudad que quedan dos pero en su tiempo eran siete, y siete es el número mágico de Olmedo ya que también es conocido por La Villa de los Siete Sietes ya que agrupaba siete pedanías, siete caños de agua, siete iglesias y siete conventos; siete plazas, siete linajes y las susodichas siete puertas de entrada. Con todo esto no es de extrañas que hubiera un refrán en la época de los Reyes Católicos que reza: “Quien señor de Castilla quiera ser a Olmedo de su parte ha de tener” y nos da idea del rancio abolengo que tiene la villa.

En un paseo por Olmedo visitamos primeramente el “Palacio del Caballero” que recibe su nombre de la obra teatral que escribiera Félix Lope de Vega y Carpio, llamado El Fénix de los ingenios, que nos habla de los amores y desamores de Don Alonso y Doña Inés.

Recogemos información, realizamos una visita interactiva y vemos su Corral de Comedias donde se realizan espectáculos variados actualmente donde no puede faltar por supuesto la representación de El Caballero de Olmedo.

Casas solariegas por aquí y por allá, murallas, el Balneario de Olmedo, que se encuentra enfrente del Parque temático Mudéjar de Castilla y León que no visitamos por encontrarse cerrado a esa hora, una antigua fábrica de harinas que me llama mucho la atención al otro lado de la carreterra .

Encontramos en Olmedo iglesias como la de San Juan donde se encuentra el Panteón de la familia Cotes, San Miguel y La Soterraña a la que se accede desde el interior de la villa por el Arco de San Miguel. San Miguel es de estilo mudéjar con varias naves. Lo que más no llamó la atención fue el retablo barroco Andrés Hernando, del siglo XVIII y en especial la imagen central de San Miguel Arcángel, copatrono de la ciudad, obra esta de Pedro de Sierra.

Por unas escaleras bajo el altar se baja a la cripta donde se encuentra la Patrona de Olmedo, la Virgen de la Soterraña, de esta cripta nos enamora la riqueza de ornamento de su cúpula, sobre todo la escultura de la virgen de la Soterraña del S.XII así como el retablo de Lucas Jordán.

Y de una iglesia mudéjar nos vamos a otra gótica del siglo XVI, la Iglesia de Santa María del Castillo que cuenta con una portada románica del siglo XII, otra mudéjar del XV y la actual gótica del XVI que da entrada al templo.

En el interior, bajo el coro se encuentra un curioso relicario con cajonería del S.XVI que fue donado por el rey Felipe II al Convento de la Mejorada y que contiene 49 bustos con reliquias en el interior de cada una.

Justo enfrente de la puerta de entrada al templo se encuentra un retablo barroco del XVII en cuyo cuadro central vemos una obra atribuida a Gregorio Martínez, pintor vallisoletano que representa la visita de Jesús a Nicodemo.

La obra central la compone un bonito retablo del XVI atribuida a Gaspar de Tordesillas con pinturas sobre tabla.

La sillería que escolta el retablo es gótica del XV y procede, al igual que el relicario con bustos, del Monasterio de La Mejorada, que será nuestro próximo destino.

Monasterio de Santa María de La Mejorada

Nos dirigimos a la localidad de Calabazas, muy cercana a Olmedo, municipio al cual pertenece este Monasterio cuya Capilla Mudéjar es Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional desde 1931.

Se llega por el campo, siguiendo un camino de tierra realmente hermoso, flanqueado por árboles a ambos lados y viñedos que se hacen más patentes según nos acercamos.

Nos recibe Paloma Cendón Santiago, responsable de enoturismo y ventas de Bodegas y Viñedos La Mejorada para explicarnos el proyecto de la bodega y la historia del lugar.

Ya en el año 1330 había una capilla en este lugar pero no fue hasta 1409 cuando Fernando de Antequera, el futuro rey Fernando I de Aragón se implico económicamente en la construcción del Monasterio que incluía un palacio y un panteón.

Fue Monasterio Jerónimo y lugar importantísimo en la época, por el que pasaron Cristóbal Colón, que escribió allí un memorial en el año 1497, Alonso Berruguete, que realizó parte del retablo en el S.XVI que se encuentra actualmente en el Museo de Escultura de Valladolid; Los reyes Católicos lo frecuentaban asiduamente y otros reyes posteriores como Carlos V y Felipe II también fueron visitantes regulares.

Fue saqueado por las tropas francesas a comienzos del siglo XIX y vendido tras la Desamortización de Mendizábal. En 1892 paso a la Orden de los Dominicos hasta que en 1984 fue abandonado.

En el año 2000 es adquirido por el arquitecto Rafael Moneo que vio la posibilidad de una doble satisfacción personal: Recuperar los viñedos de alrededor del monasterio para volver a hacer vino con personalidad y por otro lado iniciar un proceso de actuación arquitectónica sobre los edificios que incluye la transformación en bodega de los mismos.

Se forma este mismo año la sociedad Bodegas y Viñedos La Mejorada entre el propio Rafael Moneo, su mujer Mónica Feduchi y sus hijas.

Se planta el viñedo en el que predomina el Tempranillo acompañado por otras variedades como Merlot, Shiraz, Cavernet Sauvignon y Malbec, todas ellas se adaptan muy bien al terreno y en 2004 se comercializan unos excelentes tintos bajo la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León. En los viñedos no hay ningún tipo de intervención con productos químicos, su calidad se basa en la calidad del suelo en la influencia del microclima de la zona y el seguimiento de la planta durante todo el año para conseguir una uva excelente.

Arquitectónicamente hablando se trabaja en la bodega y sobre todo se mima la conservación de la Capilla Mudéjar, una verdadera joya histórica que aún está muy deteriorada.

Antes de partir dedicamos un ratito a catar los vinos que se producen en Bodegas y Viñedos la Mejorada, que son Tiento, Las Cercas, Las Norias y Villalar en los que destaca su finura y elegancia, un gusto para el paladar.

 www.facebook.com/turismoviajes.

URL: http://www.turismoviajes.es/?p=8049

Escrito por el Oct 17 2018. Archivado bajo propuestas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Enlaces Destacados

    Buscar en Archivo

    Buscar por Fecha
    Buscar por Categoría
    Buscar con Google

    Galería de Fotos

    Acceder | Designed by Gabfire themes