Nueva York: La Gran aventura en la nieve

www.turismoviajes.es disfrutó (y no veas como) de New York nevado

Texto y fotos: Mario Cruz Leo

Ir a Nueva York y disfrutar o sufrir una nevada que dure dos o tres dias puede parecer una gran —— (rellena con lo que quieras)  pero a los fotografos estas cosas nos ponen, nos ofrecen oportunidades distintas de retratar una ciudad millones de veces fotografiada, el reto de patear una gran, inmensa urbe en condiciones adversas, con los copos cayendo sin cesar durante horas, parece más una invitación a quedarse en el hotel o visitar unicamente espacios cerrados, que es una magnífica opción dada la cantidad de museos que tenemos para elegir; pero allá que voy, a comerme La Gran Manzana, a vivir una Gran Aventura en la nieve.

Lo más imprescindible de todo ya lo tengo, alojamiento en casa de  Ramón Gómez (Tato) en Queens y la compañía de Pedro, un colombiano de 62 años afincado en New York hace 17 años que conoce todos los entresijos de esta gran ciudad y se maneja en metro a las mil maravillas; ellos serán mis cicerone y sin ellos no hubiera sido posible este fantástico reportaje.

Los sitios nevados recorridos incluyen los barrios de Harlem, Queens y Manhattan donde recorremos Central Park, 5ª Avenida, Battery Park, Unión Square, Time Square, Broadway south, Parque de Madison, Long Island, Iglesia de San Paul y Wasington Square por citar unos cuantos.

La Gran Sorpresa

 El dia siguiente a mi llegada estuvo nevando toda la noche, mi despertador estaba programado para las ocho de la mañana pero mi reloj interno sonó a las 5 y media de la madrugada y al mirar por la ventana veo todo de un blanco impoluto, con más de 7 centímetros de nieve y la primera reacción fue jurar en arameo, ¿Quién sale a la calle en estas condiciones?  ¿no podía  nevar cuando me vaya y no cuando vengo?, en fin que el primer dia con unas dudas terribles que disipé en cuanto me levanté,

¡Salgo a fotografiar sí o sí! y comenzaré por Central Park que debe estar super tranquilo, con una capa de nieve impoluta.

Después de desayunar salimos Pedro y yo hacia el metro, por el camino las aceras ya han sido limpiadas por los propietarios de las casas cercanas y cientos de coches aparecen tapados literalmente por la nieve, solo se les ve la antena como se aprecia en la foto, alucinante.

Coches tapados por la nieve, solo se ven las antenas

Llegamos a Central Park, entramos por la 5ª Avenida con la calle 72 y al los pocos metros se nota un movimiento especial, lo que yo esperaba iba a ser tranquilo se convierte en un ir y venir de trineos de nieve, padres con hijos, jóvenes, abuelos y un largo etcetera de urbanitas que se han lanzado  a disfrutar de la nieve sobre todo en la zona conocida como Cedar Hill, una pequeña colina por la que se deslizan a cientos los trineos.

Tampoco faltan los muñecos de nieve que empiezan a aparecer por doquier. Después de pasar unas tres horas paseando Central Park salimos a la altura del Hotel Plaza donde aparece una persona cruzando un paso de cebra con esquies, alucinante de nuevo.

Callejeando (Caminando entre rascacielos)

Cada vez estoy mas inspirado, no siento frío en ningún monento aunque no deja de nevar, no paro de buscar fotos que hacer, paso por diversos museos que dejo para otro dia, aunque si le dedico tres horas al MOMA.

Callejeando llego hasta el Rockefeller Center para disfrutar el ambiente que se respira en su famosa pista de hielo al aire libre, decididamente en New York todo es a lo grande, los rascacielos, los hoteles, las tiendas de ventas de vaqueros, las hambuerguesas, los perritos y muchas de las personas que deambulan por la calle a todas horas, son grandes, muy grandes.Después de tomar un café con Pedro en los bajos de Rockefeler Center tomamos el metro para ir hasta Battery Park, desde donde sale el ferry  para visitar la Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis, puerta de entrada de todos los inmigrantes que llegaban a la ciudad de las oportunidades, paseo por los alrededores, entre puestos de venta de souvenirs, músicos callejeros y muchos visitantes esperando su hora de embarque; ahora nieva solo a ratos y comenzamos a subir hasta la zona financiera, Wall Street, donde se forja la fortuna de unos pocos y la ruina de muchos y que conocemos hasta la saciedad por las películas, y como si de una película se tratase me he quedado sin tiempo

¡Insert coin!

Pues me he quedado sin monedas y como ya llevo casi un dia completo en EE.UU, me he impregnado de su espíritu y por si acaso este reportaje se convierte en un Best Seller, a partir de ahora comienzo a pensar en el sigiente exito New York: La Gran aventura en la nieve 2.

¡Proximamente en esta web!

www.facebook.com/turismoviajes.es.

www.turismoviajes.es

www.fotosdelmundo.eu

Enlaces Destacados

    Buscar en Archivo

    Buscar por Fecha
    Buscar por Categoría
    Buscar con Google

    Galería de Fotos

    Acceder | Designed by Gabfire themes