Las procesiones más antiguas de España. Turismo religioso en Medina del Campo

www.turismoviajes.es Propuestas

Texto: Mario Cruz Leo y Enrique Sancho Fotos: Mario Cruz Leo

En el año 1411 San Vicente Ferrer se hallaba peregrinando por tierras castellanas y alcanzó a llegar a Medina del Campo donde instauró las Procesiones de Disciplina «siendo esta villa la primera que dió tan gran servicio de Dios y ejemplo para lo mismo a toda España» según crónica de Juan Antonio de Montalvo en 1.633, por este hecho las procesiones de Medina son las más antiguas de España.

Valladolid 0440 Medina del Campo. Procesión Extraordinaria 3 Marzo 2013

La Semana Santa de Medina  es Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2011 cuando celebró sus 600 años y es curioso que cada año que pasa las procesiones cobran más auge entre la población medinense, más de 3000 cofrades dan fe de ello y con una media de edad que no supera los 35 años, con muchos niños y jóvenes entre sus filas.

¿Porque esta importancia de la Semana Santa en Medina?

La época de explendor de Medina del Campo se produce en el S.XVI cuando en esta ciudad se realizan multitud de ferias agrícolas y de ganado donde acuden gentes de muy diversa procedencia y donde los diversos gremios se agrupan para ofrecer sus productos, la ciudad es próspera y como ya llevaban instauradas muchos años las procesiones, comenzó paralelamente un auge de la imaginería procesional, por esto la escultura religiosa de Medina del Campo es eminentemente renacentista y anterior a los grandes conjuntos barrocos posteriores, esto le otorga una personalidad diferencial con respecto a otras ya que es el conjunto de tallas renacentistas más importantes de España y por extensión del mundo.

Cristo crucificado en Medina del Campo

Del S.XVI son las tallas de Nuestra Sra. de las Angustias, de autor anónimo, alcaldesa perpetua de la ciudad, La Piedad de Barrientos del Maestro de San Pablo de la Moraleja y La Virgen de la Amargura de Francisco Rincón. Entre los Cristos tenemos el Crucificado de la Vera Cruz, Cristo del Amor y Cristo de la Penitencia, anónimos los tres. Santísimo Cristo Crucificado de Francisco del Rincón, Cristo del Via Crucis también anónimo y Nuestro Padre Jesús atado a la columna y el Cristo de la Agonía, tallas de 1565 cuya autoría corresponde a Domingo Beltrán Otazu, entre otras. Pero a mi me parece muy importante también que a estas tallas de «rancio abolengo» se van uniendo tallas tan actuales como Cristo en brazos de la Muerte del escultor zamorano Ricardo Flecha que se presentó en ¡2011! con motivo del 600 aniversario de las Procesiones Penitenciales.

Dos crucificados y el Castillo de la Mota1

Cristo en Brazos de la Muerte

Esta talla de dos metros y medio de altura sobre madera de nogal de una sola pieza se exhibe permanentemente en el Centro Cultural San Vicente Ferrer. Se trata de una imagen impactante, que transmite sentimiento y asombro a la vez, única y novedosa.

Impactante el abrazo ferreo de la muerte dispuesta a no soltarse.

Valladolid 0011 Medina del Campo.Centro Cultural S.Vicente Ferrer. Cristo en brazos de la muerte

Sentimiento y asombro el que transmite el rostro de Jesús y el No rostro de la Muerte.

Única y novedosa porque nunca se había representado iconográficamente a Cristo abrazado por la muerte y porque la talla representa un cristo sereno con un cuerpo anatómicamente perfecto  y desnudo que es como nos presentamos todos delante de la muerte.

Cristo en Brazos de la Muerte de Ricardo Flecha 1

Obviamente es una talla que no deja a nadie indiferente.

Valladolid 0020 Medina del Campo.Centro Cultural S.Vicente Ferrer. Cristo en brazos de la Muerte

Cuando el silencio se escucha

En la madrugada del jueves al viernes, la cofradía del Descendimiento traslada el Cristo de Santa Clara desde la iglesia de San Miguel hasta el monasterio de Santa Clara, realizando diversos actos penitenciales durante el recorrido por el barrio de la Mota y pasando por el espectacular Castillo de la Mota, joya de la arquitectura europea renacentista y Monumento Nacional desde 1904, conformando así la procesión de Sacrificio, una de las tres que tienen lugar el día de Viernes Santo.

La segunda procesión, denominada del Encuentro, parte de la colegiata de San Antolín, con los pasos de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de la Soledad, acompañados por todas las cofradías, con sus respectivas bandas de cornetas y tambores. Cada imagen realiza un recorrido diferente, para encontrarse finalmente en la plaza Mayor, donde el hijo se inclina ante su madre, mientras los espectadores sienten una profunda emoción. Es una de las procesiones con más carisma y devoción a la que asiste gran cantidad de público que se concentra en la plaza para escuchar la meditación pronunciada por un sacerdote cuando se produce el Encuentro.

Valladolid 0377 Medina del Campo. Procesión Extraordinaria 3 Marzo 2013

La última procesión del día es la del Silencio, tan popular en otros lugares de Castilla. A ella acuden todas las cofradías con sus pasos, congregados en la plaza Mayor de la Hispanidad y es el máximo exponente de la imaginería renacentista que caracteriza a las procesiones de Medina del Campo. En ella desfilan por las calles y plazas de la Villa de Ferias una de las colecciones de imágenes de Cristo del siglo XVI más espectaculares de España.

Los desfiles procesionales finalizan el Domingo de Resurrección, cuando tiene lugar el Encuentro entre Cristo Resucitado y la Virgen de la Alegría, junto al Sepulcro Vacío. Tras el encuentro en la plaza Mayor, inician la procesión todas las cofradías, con disparo de cohetes y suelta de palomas y globos, mientras las bandas de cornetas y tambores interpretan el Himno de la Alegría.

Valladolid 0455 Medina del Campo. Procesión Extraordinaria 3 Marzo 2013

Para reponer fuerzas

La Tierra de Medina es una comarca dedicada a la agricultura y a la ganadería en la que los productos de la tierra son la base de su gastronomía. Lo que fundamenta la cocina medinense no es la sofisticación de sus recetas sino el uso de una materia prima de calidad que se puede disfrutar en cualquiera de sus productos. Original y auténtica de por sí, los días de Pasión se viven en torno al sabor del potaje de garbanzos y el bacalao cocinado de mil formas en los fogones de la villa: al ajo arriero, al pil-pil, en salsa verde…

La tarde de Jueves Santo es costumbre antigua recorrer siete iglesias visitando al Santísimo en los altares preparados para ello. Pero también es antigua costumbre recorrer siete iglesias, en este caso de techo bajo, es decir, bares, mesones o tabernas donde hay que “matar judíos”, frase probablemente inspirada por Vicente Ferrer, que no es otra cosa que beberse un vaso de limonada, como se dice en Medina, o de sangría como se conoce en otros lugares. Buen vino de la tierra, limones macerados y azúcar para preparar esta bebida dulzona que se puede acompañar con una torrija, regada con miel o con almíbar que es el postre que no puede faltar estos días en ningún hogar medinense.

DSC05319

Y al llegar el Domingo de Pascua, un buen lechazo de la tierra o un cochinillo asado al horno de leña al estilo de Medina. Por supuesto todo ello regado con buen vino de los muchos que da la zona. Y si de endulzarse la vida se trata, nada mejor que acercarse al obrador del convento de las Madres Clarisas donde los empiñonados, las pastas de te o los hojaldres harán las delicias de los más golosos. Este año de celebración, la “capirocada”, nuevo dulce artesanal de pasta con chocolate y una pequeña cocada, completará esta golosa oferta durante la Cuaresma y la Semana Santa.

www.facebook.com/turismoviajes.es.

www.turismoviajes.es

URL: http://www.turismoviajes.es/?p=3601

Escrito por el Mar 27 2013. Archivado bajo propuestas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Enlaces Destacados

    Buscar en Archivo

    Buscar por Fecha
    Buscar por Categoría
    Buscar con Google

    Galería de Fotos

    Acceder | Designed by Gabfire themes